Heineken apoya la más ambiciosa edición del LPA Beer en su séptimo aniversario

  • Rosendo encabezó el cartel dentro de la escala canaria de su Gira Despedida en un festival que se alargó durante tres intensas jornadas
  •  Con el patrocinio oficial de Incabe, los asistentes disfrutaron de más de 20 cervezas internacionales premium y del nuevo cider Ladrón de Manzanas

El LPA Beer & Music Festival, que se celebró este fin de semana, ha cerrado su edición más ambiciosa con el apoyo de Incabe, a través de Heineken, su marca más emblemática, como patrocinador principal. Con cambio de fecha, al abandonar la tradición de organizarlo al comienzo de clase por el arranque del verano, y además con un cartel de artistas de lujo, encabezado Rosendo,  que hizo escala en Gran Canaria dentro de su larga gira despedida de los escenarios. El viejo rockero de Carabanchel, que ya cuenta con 64 años, fue el encargado de abrir el programa el viernes por la noche. Tras esa primera noche inolvidable, el festival se extendió hasta hoy, domingo, con una séptima y más extensa edición que tuvo su sede en el Parque Santa Catalina.

LPA Beer & Music Festival es un evento que permite disfrutar de un amplio abanico de cervezas nacionales e internacionales pertenecientes al extenso portfolio premium de Incabe como: Heineken, la lager líder en Europa y la más internacional del planeta; Heineken 0.0., la primera premium del segmento sin alcohol; la amplia familia Cruzcampo, con todo el sabor de la tradición y la innovación de la caña más vendida en España; Affligem, la belga artesanal que con sus 10 siglos de historia es la tercera cerveza más antigua del mundo; Paulaner, la ale de trigo favorita de Europa y una de las cervezas oficiales de la Oktober Fest, la mayor fiesta cervecera del mundo. También podrán degustar Desperados, la lager francesa con aroma a Tequila que sorprende y muchas más referencias entre las que destaca el lanzamiento del cider Ladrón de Manzanas, una bebida natural, elaborada a partir de la combinación de siete tipos de manzanas ácidas y dulces. Tiene un toque de gas, baja graduación alcohólica (4,5º)  y un sabor que sorprende y refresca al instante. Además, al ser libre de gluten es apto para celíacos.  Se diferencia de la sidra tradicional en que no necesita escanciarse y es menos seca y amarga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 3 =